dissabte, 17 d’octubre de 2009

Confesión 7.

Barcelona me aterra cada día más.
Salgo del mundo de los amaneceres entre montañas, de los gatos perezosos, de los pájaros glotones, de los niños dormidos y el café recién hecho y me sumerjo a través de un túnel largo y sombrío en una ciudad ruidosa que peca de pija pero que tiene el culo sucío.
Barcelona ya no es la que era.
Corren los ciclistas con la cándida emoción del que hace algo bueno mientras confunde las señales con dibujitos y los códigos con novelas caballerescas.
Juegan los adolescentes a esconderse tras flequillos y mochilas gigantescas.
Yo que la amé con locura y ahora la veo convertida en algo rarito, sin su chulería barcelonesca, sin su poderío vecinal.
Barcelona me asusta.
Cuando llego me come la paciencia y me convierte en silencios y aturdimiento.
Pero ahí está. En algún lugar secreto está.
¿Dónde? ¿Dónde?
Ojalá alguien encontrase los caminos perdidos de la memoria y Barcelona despertase de este caustico sueño y se levantase orgullosa y se proclamase, de nuevo, dueña y señora del Universo.
Ojalá.
Por ahora, sólo da miedo.
Y soledad.

dilluns, 12 d’octubre de 2009

A few Good Creative Men. Flípalo, bro.

Esto, ¿a qué huele?

Huele a cambio. A SlowLiving, a otra forma de concebir las cosas. ¿Moda? ¿es posible? Pero mejor sonreír y sentirse bien que no ir como si te hubiesen robado las zanahorias a los cinco años y no quisieses reconciliarte con el mundo.
Este es el manifesto de Blend the world y mola.

Blend the world, see what it brings
Diversity is the order of things
Turn and face a stranger with a smile
Wear your badge of life with style
Embrace your neighbors, live and let live
Always remember you are what you give
Show your heart, put flowers in a gun
Find the best in others, have some fun
For every no, there is a bigger yes
Strive for greatness, accept nothing less.
Man or woman, boy or girl,
Open yourself, Blend the World.

¿y tú cómo lo ves?

diumenge, 11 d’octubre de 2009

Mañana es fiesta. Mmmmmm!




Feliz día de la nada más absoluta. Sin reuniones, ni teléfonos, ni cafés aguados, ni...

Siéntete guapa (dedicado a todas las que al dejar de fumar se reencontraron con curvas en su cuerpo)

Que la balanza ya no es amiga hace un ratito que lo sabemos, ¿verdad darling?



Lo que antes era divertido ahora es una tortura. Ir a comprar ropa, mirarla de reojo, pensar en que antes sí podías, que ahora no. ¿Y las fotos? ¿Qué me dices de las fotos?
Un espanto. Un horror. El espejo te muestra alguien que no eres.
¿O sí lo eres?
Mírate bien. Esa mujerona que te devuelve la mirada ya no tiene miedo, ya no se esconde, ha aprendido muchas cosas, ríe, llora, tiene amigos, se divierte, trabaja en lo que quiere y sus deudas se circunscriben al Banco.
Esa mujerona es una versión 2.0 de ti. De la flacucha dura como el acero y sola como una mona en un circo de romanos. Tú, aquella mujer perdida que se abalanzaba como loca sobre pobres excusas envueltas en Levis. Tú, la que lloraba fumando y bebiendo vodka. Tú, aquella. ¿Te acuerdas?
Esa mujerona tiene dos ovarios bien puestos y a cambio de tanto dolor pasado ahora recibe besos.
Esa eres tú. Menos fashion pero tú. Mejorada, revolcada y empurpurinada.
Tú.
Así que... siéntete guapa. Que lo eres. Y un rato.
¡Qué coño!