dissabte, 20 d’octubre de 2012

¿Qué es la felicidad?


Ni Punset, en toda su gloriosa escenificación de la neurociencia más avanzada, puede competir con esta cara manchada de chocolate y la sensación de que lo único que importa es hundir un poco más la mano para seguir pringándose de felicidad.

Ahí está ella.
Pequeña, rechoncha y feliz.

Nadie le va a decir que eso engorda, ni que obtura arterias, ni que se está ensuciando. Le sonreirán y le harán fotos. Por eso ella es feliz.

Porque la felicidad tiene mucho de ignorancia.

Y la falta de conocimiento te lleva, directamente, al gozo básico, a la hormona desatada, a la pupila bien abierta y a que tu corazón vaya como le de la gana.

La felicidad es no saber, ni cuándo ni cómo ni porqué.

Es.

Y punto.