diumenge, 28 de juny de 2009

Mañana fiesta y luego... luego Dios dirá

Que de normal no dice nada, vamos. Ni de normal ni de anormal. Pero si hablamos en términos generales pues parece que sufre de afonía, me temo.
Y por decir no dice ni mú.
Pero la frase está hecha y mira, a quién no le guste, pan con nocilla y dos chorizos de Huelva.
Lo único verdadero es que mañana es fiesta. Fiesta de pensar que es un lunes agradable, de estar en casa, de té sin prisas, de poder poner en orden el estudio y que vuelva a parecer un lugar para el trabajo y no el epicentro del último desastre nuclear terremotoso del amigo Eymerich.
Un lunes de pacotilla.
Necesito estos lunes. Poder dejar la mente en blanco y dedicarme a otras cosas.
Los sábados son tremendos. Siempre falta algo. Que si un tomate o un paquete de veneno. Que si sal que si entra que si pimienta.
Los domingos son de retreparse en el sofá y esperar a que caiga la maldición. Que si el sol, que si el dolor, que si el tic tac y déjame estar.
Cuenta que te cuenta que el lunes asoma y te destripa el alma. Los domingos son la lenta espera antes de subir al cadalso.
Y sigue la vida.
Pero estos lunes arrancados de los calendarios son buenos. Huelen bien. Sientan mejor.
No es porque tú trabajes -mi mala leche no admite más pena que la mía, lo siento- ni porque le reste un día al trabajo -no será la primera semana de ocho días que hago- sino porque son míos. Puedo tomarme el tiempo mejor. Puedo administrarlo.
Puedo ir al cine.
O no.
Puedo trabajar pero porque quiero, me apetece.
Y sobretodo, porque no tengo que ir a Barcelona. No tengo que ver la ciudad gris sucio con su gente apresurada, sus chicas de ombligo al aire, sus chicos enseñando calzoncillos, las viejas al sol, las palomas moribundas...
No.
No tengo porque estar.
Puedo pasear por Calella, por Sant Pol, por Sant Cebrià.
O no.
Puedo respirar.
O sí.
Maravilla de las horas extras. Los lunes quietos.
Me encantan.

dissabte, 27 de juny de 2009

Esto es el capítulo piloto de una semana rara rara rara

Una semana rara.
Tú ya sabes lo que es esto.
Taquicardias, ojos llorosos, flojeriza idiotizada en la base del cráneo, sensación perpetua de dos deja vú y un café con leche...
Suma y sigue.
Que hace viento y las penas cuelgan mojadas.
Se mueren los grandes, los pequeños y los que, de haber nacido, serían buenos. Se nos fue otro. El que era negro, el que era blanco, el que siempre estaba en boca de todos como los cigarrillos mentolados o los bombones de la caja roja.
Que sí que no, que caiga un chaparrón...

Michael, ¿dónde irás ahora? ¿Al cielo de los calcetines blancos? Todos dicen que te echarán de menos. Creo que te mienten. Hace mucho que te echan de menos, justo desde el momento en el que te convertiste en él, el tonto y el loco. ¿Dónde fuiste entonces?
Se murió el Jackson y se llevó nuestra adolescencia a un agujero profundo.
Las bombas caen cerca.
Y pasó un San Juan.
Con coca.
Pasó. Adiós adiós. Gimieron los perros y las perras en celo encontraron sus amores de barca y arena. ¡Ay gitano! ¿Gitano? ¡Qué digo! Que donde digo digo digo diego.
La borrachera no dura para siempre y las camas relucen serenas. Los perros se escapan, las casas se deslucen. Las palabras cruzan raudas.
De mi boca a tu boca, un bofetón en el corazón. Pom! ¿Duele? Haber escogido muerte. Que hace calor, que se achicharra el mundo. ¿No lo ves? Míralo. Arde. Y apesta.
Señora, ¡tapese! Es verano y las lorcitas lucen grasientas en la barbacoa del diablo. ¿Qué pecado capital esconde usted, mi buen señor? Esos ojos... tan ...
Semana rara. Piden, piden y piden. No sale nada. Se agotó el oasis. Era un espejismo.
Y se nos murió el negro y el blanco. El de las tiritas y la piel de cartón.
Se nos fue el niño cantor.
Murió el rey.
Las niñas lloran, y las brujas se peinan.
Me duele la cabeza y me voy a hacer palmeritas hojaldradas.
Sin motivo.
Porque me da la gana.
Y las ganas mandan...
Mandan mandarinas.
¿Sí?

dimecres, 24 de juny de 2009

Mundo extraño


Pues no se si prefiero el mundo real o el mundo virtual 2.0 con coletas y tupé.
Gracias a la gente de desvariandoando conoces cosas como esta. No te pierdas el gorrito fashion y las boticas que me lleva el cerdico.
Pero sobretodo, esa mirada maternal que toda mujer lleva dentro (churrasco mío, debe pensar ella)

Si esto es Facebook, ¿tú eres real?

Ya andamos a vueltas con la misma tontería de siempre.
A ver, que levanten la mano todos los que, en algún momento de su vida, han escuchado que la gente que está en Internet folla poco o está idiota.
Que por cierto, ¿qué mierda significa estar en Internet? Parece como si fuese la barra de un bar casposo de un barrio periférico.
En fin. Ayer volví a encontrarme defendiendo -ya sin mucho entusiasmo, muchachas y muchachos- esta cosa que se llama red y que parece asustar todavía a la gran masa de cuarentones.

- Para correítos y trabajo, vale, pero para lo demás... - te dicen.
- Para tu trabajo vale - me comentan- que tú tienes que estar al día.
- Es que yo creo que los que están en esto follan poco. Este es el problema de este país, que se folla poco - sueltan de repente.

¿Y qué les dices? A ver. ¿Qué argumento sacas para decir que el mundo cambia, que las cosas se mueven, que el equilibrio existe. ¿Cómo lo cuentas sin parecer uno "de los que folla poco"?

Así que ayer, por San Juan, ni aserrín ni aserrán sino a escuchar y a tragar. Y sus hijos, mientras tanto, bajando musiquitas por la mula, enviando mensajitos y entrando a todo trapo en este mundo moderno.

Si es que...

dimarts, 23 de juny de 2009

De Grècia vingueren...


... i a la taula es quedaren.
Avui, per dinar, m'he trobat aquesta agradable sorpresa. En Ricard ha cuinat una mussaka.
Llàstima que les fotos no li facin justicia.

Però us puc dir que estava deliciosa i desprès d'un dia de merda i d'una nit passada de doble merda, aquests detallets culinaris, s'agraeixen molt.
Visca Grècia, visca les esberginies i visca en Ricard!

dilluns, 22 de juny de 2009

Y para acabar, ríe, ríe y ríe

Una página para que rías con los dedos.
Teclea y déjate llevar por el absurdo.
Por si no quieres hacer una empanada.
O por si la empanada eres tú.

Que no, mamá, que no

Mi madre siempre ha sido una madre atípica. Una de las cosas que me decía de pequeña (hasta hoy que lo único pequeño que tengo es una uña en un pie) que "haz lo que debas y luego ya llorarás" con lo que podéis imaginar que el rollo de princesa, en mi casa, se estilaba más bien poco.
Supongo que la mujer veía que la vida -la mía- iba a tener de todo menos rosas y debió pensar que puestos a crear algo mejor creaba una versión gordita de un mercenario y no una gordinflas estúpida y atontada de las bombas con príncipe y rey a cuestas.
Y heme aquí.
Así que cuando he topado de narices con esta página he pensado que esta mujer debe ser tía mía o algo semejante porque lo que hace se asemeja mucho a lo que mi madre pensaba.
O por lo menos a lo que yo creo que ella creía.
En fin, un lío de siete carajos.
Pero merece la pena pegarse un voltio por la página y ver que, a veces, hay gente que piensa por sí misma y realiza cosas muy pero que muy sorprendentes.
Y para muestra, un botón.
¿A que sí, mamá?

A les penes punyalades i darrera empanades cassolanes



I és que els dilluns són de malfiar.
Quan et penses que ja tens una mica millor la vida, algú s'encarrega de recordar-te que "quien no corre vuela y bajo el culo te pongo un tren" o una cosa similar i que tampoc és entenible.
Però fa mal.
Així que no et queda més remei que anar a buscar allò que ja coneixes i que queda tancat entre les parets de la cuina. I tot buscant per la nevera acabes confeccionant, a quatre mans, una simfonia d'aromes i colors dignes del millor xef.
Que si una mica d'escalivada, que si un tanto de tonyina, que si quatre olives, que si un ou dur, que si tomàquet i tot, pastat i cuinat, dintre d'una massa que La Cocinera ens va deixar comprar. Pintat amb ou, al forn i... tic, tac, tic, tac... apa-li, ja tenim el matapenes perfecte.
I aquest dilluns en el que l'ansietat em pot i el cor, de tant en tant, es posa como una boja enmig del Paralelo, va bé refugiar-se en l'empanada i pensar que, al cap i a la fi, les coses importants de la vida no estàn entre els tontos i els pocasoltes de torn.
Ja ho sabeu. Quan us toquin molt allò que no sona i no us vingui de gust tocar aquella melodía, aneu directes a preparar un matapenes.
I que els donin per allà on més mal faci.
Coi!

Lo siento, Gorin, no pude evitarlo. Es tan apetitosamente apetitosa de robar esta entrada...


—¿Qué haría la humanidad si la manejasen los buenos, que son los menos aptos? Para emprender las más grandes obras que acometió el hombre fue necesario que las impulsasen corazones duros que no se conmovían ante espectáculos tan dolorosos que le harían desmayarse a usted como a una señorita. Muchos famosos capitanes no fueron más que bandoleros. La inmensa mayoría de los negociantes, que, al enriquecerse, enriquecieron a su nación, eran geniales ladrones. Si se quisiese conocer a un posible triunfador sería preciso examinar su conciencia.
—Sí, hay que ser malo para vencer en la vida.
—Pero eso es lo más difícil.
—¿Por qué?
—Porque el mal es siempre activo, y la virtud, pasiva, estática. No quiero decir que la virtud no realice a veces grandes esfuerzos, pero sí que no le son precisos para existir. Le basta con no abandonar su actitud de reposo. ¿Qué hace falta para ser bueno? Observar el Decálogo. Pues bien: fíjese usted en que casi todos sus preceptos son negativos: no robarás, no matarás, no codiciarás la mujer de tu prójimo, no mentirás…, en fin, no harás nada. Si no haces nada, eres una excelente persona. En cambio, para el malvado todo es actividad, ímpetu, trabajo. Tiene que robar, que matar, que mentir; tiene que seducir a las mujeres del prójimo…; una labor abrumadora para la que se necesitan grandes alientos. Presumir de virtud es como presumir de páncreas.

Wenceslao Fernández Flórez, El malvado Carabel


PD: Robada con descaro y alevosía de http://gorinkai.wordpress.com/

Pido perdón por mi avaricia y mi pereza amén de otra sarta de pecados que no ha lugar en este momento.

Es lunes

Y es un asco.
Doble y sin azúcar.
Puagh!

diumenge, 21 de juny de 2009

Cosas bonitas que te dicen en sábado

Como por ejemplo, que tu casa es acogedora.
Exactamente que es un trocito de paraíso.
Y tú la miras. A la casa, no a la persona que lo dice y te das cuenta que es así. Que los años invertidos, que la ilusión, que todo, al final, tiene este aspecto.
Endoor tiene algo de vieja dama coqueta. Lo ha tenido siempre pero ahora, estos últimos años, un poco más.
¿Qué hace que una casa sea un hogar?
No hay fórmula mágica. De hecho, tu casa es el reflejo de quién eres (de todos los quiénes que la habitan, la cuidan, la miman) Sino crees en tu casa, ella no cree en ti, y pasa a ser un edificio más o menos bien equipado sin ningun tipo de alma.
Te cubre la cabeza y el culo, te sostiene el cable de la luz y el ADSL y no le pidas más. Te soporta tanto como tu a ella. Y cuando vienen las visitas no saben cómo sentarse. Les incomoda.
Nunca quise vivir en un lugar que no amase. Y esto no significa que Endoor esté llena de lujos ni de cosas caras. Pero en cada uno de los rincones que mires hay una historia. Una lucha. Un regalo. Una sonrisa.
Y sobretodo, no es algo que se consigue solo. Somos un buen equipo aquí. Ricard, la casa, los peces gordinflones, Chuita, los gusanos duritos y yo. Y a veces, depende de la temporada, Lando. Nos gusta estar aquí, y a Endoor le gusta que estemos.
Por esto, cuando vienen las visitas se les iluminan los ojos y te susurran que es tan acogedora.
Casi se puede oír suspirar de orgullo a Endoor.
Ya os dije que era una vieja dama coqueta.
Y la quiero un montón.

dijous, 11 de juny de 2009

¿200?, pues no se si habrá suficiente tortilla de patatas


Escribir en un blog es como subirse en una caja enmedio de una plaza. Puede que te oigan o puede que no. Pero te quedas de vicio una vez has gritado todo lo que tenias que gritar. Si además alguien te mira y te sonríe...

A lo largo del día leo muchos blogs. Unos me sirven para trabajar, otros para cocinar y otros... para nada en absoluto pero me gustan. Me gusta la gente que está detrás. Me gusta como piensa, como se mueve por las líneas. Me hacen compañía. Son mis amigos invisibles.
No existe ninguna ambición detrás de este blog que ahora lees.
Querer agradar es tan absurdo y cansado en la vida real como en la virtual.
Si te gusta, bien.
Si no te gusta, pues también bien.
Sea como fuere, gracias por formar parte de los invisibles.

dimarts, 9 de juny de 2009

Si quieres, puedes

¿Puedes? ¿Qué puedes?
Pues aprender. ¿Qué imaginabas?
Internet nos brinda la ocasión de aprender y desaprender miles de cosas, de utilizar nuestro tiempo para llegar a lugares en los que, de otra manera, no hubiésemos llegado.
Quiso que mi curiosidad me llevase a encontrar la manera de asistir a conferencias increíbles y que tuviese la suerte de poderlas escuchar en inglés y leer en castellano los subtítulos por si me perdía.
Y esto es lo que ahora quiero compartir con vosotros.
Que no os venza la pereza ni la autocompasión.
El mundo está lleno de información que espera ser procesada por vuestro cerebro.
Wake up, bro!


dilluns, 8 de juny de 2009

La maizena de la semana son los lunes

Ni vengo ni voy.
Me quedo.
Dormito, a veces, mientras miro la pantalla. Tan blanca, tan generosamente vacía. La muy jodida.
La autopista es un caos de sonidos. ¿Nadie ve las señales? Y el cielo es gris. Como el plomo. Como los uniformes. Como la única idea que se asoma por mis ojos.
¡Qué cansancio de cansancio!
Quisiera tener unos meses de paz. Acabar la novela. Empezar otra. Aprender a dibujar y hacer tai-chi. Y leer. Leer. Leer. Dejarme llevar por otros. Ahora aquí, ahora allí. Sin más rumbo que el que las noches de café llevaron al autor.
¿Dónde te escondes, ratita? Llévame.
Pero las hipotecas no perdonan, los bancos no perdonan, el tio de la luz no perdona, el de la carne no perdona, nadie perdona. Te sonríen, sí, pero alargan la mano para coger dinero.
¡Qué sueño! ¡Qué forma angustiosa de sostener abiertos los párpados!
Y tú, ¿qué haces?
¿Miras?
¿Asientes con la cabeza?
¿Quieres dormir?
Vamos. Escuchemos de fondo alguna película mala y vieja, con aquellos doblajes antiguos y agudos y vayámonos juntos a algún sitio.
¿Quieres?
Cierra los ojos.
Uno, dos, tres y cuatro...

Sole, que te doy con el mechero. Reflexiones de un lunes.

diumenge, 7 de juny de 2009

En ocasiones soy idiota, en otras duermo

Y es que no se puede ser así.
Que me recomiendan un libro, pues ahí voy yo, toda chula, huyendo como si me persiguiese mi ex-suegra (mala mala de cojones).
Y no es de ahora. De siempre. Recuerdo que un profesor me pidió que me leyese "El nombre de la rosa". Me pidió, leéis bien. Porque el hombre, sabedor de mi natural desconfianza, decidió ir por la vía más agradable y menos impositiva. Y allí que dije que no, que antes muerta que leer best-sellers roñosos y me fui toda digna. Tardé tres años en darme cuenta de que ese libro iba a cambiar mi vida.
Situaciones así, a puñaos.
Ricard ya lo vive como si formase parte de la teleserie que vivimos. Así que cuando me dijo que por Sant Jordi me iba a regalar a Larsson, yo decidí leerme a Piñol y sus "Histories pudentes". ¿Divertido?, un montón. No nos engañemos. Me lo pasé genial y lo continué con "El capità calçotets" que es una serie de libros que me encantan.
¿Larsson? No vino a casa ese día ni ningún otro. ¿Me lo recomendaron? Ad nauseam. Y aún así dije no. No, no y no, córcholis (que es mas fino)
Sin embargo, cosas del mundo, vimos la peli. La del primer libro de la serie Millenium. Sueca ella. Y me encantó. Pensé que tal vez el señor Larsson podría pasarse un día por casa y tomar un té conmigo. ¿Y quién sabe? Podría mudarse al piso de arriba y sentarse en mi sofá.
Como quién no quiere dejé de negarle el acceso.
Ahora sólo falta llamar a la Llopa en Calella y pedir que me guarden el libro de mi amigo Cotrina (que es un escritor buenísimo) "La cosecha de Samhein"y de paso que me retiren un ejemplar de "Los hombres que no amaban a las mujeres".

Creo que estos dos hombres serán una muy buena compañía este verano.

Ahora ya no dudo del señor Larsson, la verdad, porque la historia es buena pero de hecho, estoy más que convencida que la trilogía de la luna roja será una historia muy pero que muy buena.
Palabra de Eva.
Te alabamos Señor.
Amén.

Terminator Salvation, la salvació d'una saga

I es que sí, què li hem de fer!
La primera era impactant -una mica de tofa als cabells, però impactant.
La segona brutal.
La tercera... en fi, la tercera era un xurro media manga mangotero que ens podiem haver estalviat.
Així que quan van dir que tornava la saga vaig pensar "Aish Déu meu!" i en vaig preparar per a perdre la innocencia d'una forma brutal. Com amb Star Wars. Quin dolor!
Però tot al contrari del previst, va estar espectacular. Amb un Bale contingut i no gaire protagonista -i mira que és John Connor, eh!, no qualsevol, no, en Connor-, amb unes màquines que fan por -no podia deixar de pensar amb aquell altre robot, el de Robocop, quan deia "tienen veinte segundos para dejar el arma"-, sense històries mandroses d'amor... Bé. Perfilant nous personatges.
Bé. Molt bé.
Fins i tot vaig poder menjar crispetes i conguitos blancs sense que em fes mal l'estòmac i això ja es una bona noticia.
Si la recomano?
Home i tant.
Apa-li, ens veiem desprès.

dijous, 4 de juny de 2009

Un poco de Liniers es mucho.


Dedicado a los invisibles de hoy.

Flis flas, el síndrome invisible

Hay días en los que uno, de repente, se vuelve invisible.
Así, sin más. Quiero decir que no hay explosiones de luz, ni ruidos extraños ni siquiera una puta maldición susurrada entre dientes por tu archienemigo. No.
Flis, flas... y no estás.
Ya te puedes matar a conversar, a llamar por teléfono, a contestar en el facebook o a escribir correos.
Olvídate. No existes. Eres invisible. Se te tragó algo. Una dimensión, creo.
Al principio da miedo. Luego, pereza. Y al final, te da como un arranque de mala leche poco ortodoxo. De todas formas, hagas lo que hagas, no pasará nada. Estarás ahí, en esa zona sin sol ni sombra, en ese momento congelado, esperando que alguien o algo vuelva a ponerte en la onda correcta.
Tengo la absurda teoría que esta especie de castigo de olvido e ignorancia puede ser necesario para el equilibrio humano. Ya sabes, si todos estuviesen en la luz o en la oscuridad la partida se acabaría. Pero si unos cuantos, de vez en cuando, somos desterrados a la zona gris eso puede significar que la partida sigue en pie. Que la luz no vence a la oscuridad y que algún arrepentido cambia de bando.
Claro que eso me lo digo porque de pequeña tenía mucha imaginación y porque me niego a pensar otra cosa.
Así que, desde esta zona gris de destierre, os saludo.
Oh, no pasa nada.
Se que no diréis nada.
Lo entiendo.
Está bien.
De veras.
¿Hola?

Una mica d'alegria, penya!

Es que m'agrada molt en Calico Electrónico i mira per on són els pares d'una campanya boníssima. Potser no és nou. Però per a mí sí.

http://www.youtube.com/watch?v=I53BsTkBegY&feature=player_embedded

dimecres, 3 de juny de 2009

L'artífex del verd Endoor: Aquí el maestru


En Ricard i la seva fidel ajudant, la Chui, en una de les estampes més conegudes de la casa a les vuit del matí i a les quatre de la tarda.

dimarts, 2 de juny de 2009

Això és Endoor


I sí, està tan verd i tan maco perquè en Ricard ho deixa així de bonic.
Jo? Jo llegeixo.

Vale, sí, lo reconozco, soy fan de Crepúsculo

Pero de los libros.
No jodamos.
La película es una cosa... roncable.
Pero los libros tienen ese encanto casi peregrino de historias con fundamento, como los platos de Arguiñano.
Me los recomendó Laia, que es un hacha en esto. Una tipa seria. No confundir. Y si ella decía que estaban bien, vive Dios que ni en mil años me atrevería a decirle otra cosa.
Así que le dimos vía libre en casa.
Y Stephanie entró a raudales y me inundó el estudio de besos vampiros y adolescentes enamorados y me volvió loca. Me leí los cuatro. Sí. Los cuatro.
¿No reconocí antes que era fan?
Pues eso.
Que sí, que merecen la pena, que son de domingo por la tarde, de palomitas y sofá. Los libros, no las pelis. Que te entran bien, con vaselina de lo que pudo ser y ¡Dios la bendiga! sin las parrafadas de la Rice.
Fresquito, alegre, tonto, adolescente y con grandes dosis de humor.
Vamos, ¿a qué coño esperas?
Lárgate a comprar un ejemplar y tómate un mojito.
Felices lecturas.

dilluns, 1 de juny de 2009

Cita del dia

"¿Me preguntas por qué compro arroz y flores?
Compro arroz para vivir
y flores para tener algo por lo que vivir."
Confucio